Saltar al contenido

¿Son las vacas peligrosas y agresivas? (¡No es lo que piensas!)

Dependiendo de a quién le preguntes, las vacas son bestias grandes y temibles que solo esperan cargar contra ti o gigantes apacibles y gentiles que no le dirían muuucho a un ganso. Afortunadamente, tenemos casi 10,000 años de experiencia en la cría de ganado y muchos hechos y cifras para descubrir la verdad.

Las vacas son en su mayoría animales de presa, lo que significa que no son agresivos. Sin embargo, esta no es la historia completa. Aunque las vacas no son generalmente agresivas, aún pueden ser peligrosas debido a su gran masa, y cientos de personas mueren cada año en accidentes relacionados con el ganado.

En este artículo, veremos la agresión en las vacas y aprenderemos más sobre si son agresivas y cuándo, cómo son peligrosas y cómo mantenerse seguro cuando está cerca de ganado.

¿Son las vacas agresivas?

Las vacas no suelen ser agresivas, aunque se defenderán si se arrinconan y defenderán a sus terneros. Las vacas son animales de presa, lo que significa que se inclinan más hacia el extremo de «huida» del espectro de lucha-huida.

Una situación en la que las vacas serán agresivas es si están defendiendo a sus crías. En un estudio de 2007 publicado en Ciencia ganadera, se explicó que la agresión defensiva materna resultó en lesiones graves y fatales a los cuidadores de ganado y miembros del público.

¿Cómo muestran las vacas su agresión?

Las vacas muestran su agresión a través de una serie de comportamientos conocidos como exhibición de amenaza y con agresión física usando sus pezuñas y cuernos. Aunque las vacas rara vez son aparentemente agresivas, es importante reconocer los comportamientos de exhibición de amenazas para evitar cualquier ataque físico que pueda seguir.

1: Cabeza hacia abajo – Mostrando cuernos

Las vacas en posición defensiva bajarán la cabeza, mostrando sus cuernos.

Si ve una vaca bajando la cabeza, es mejor alejarse lentamente de ella. Las vacas tienen un instinto de lucha o huida como todos los animales de presa, y una vez que entras en su zona de huida (que puede extenderse hasta 300 pies) una vaca se sentirá amenazada y estará constantemente evaluándote.

2: Golpeando tierra con patas

Golpear la tierra es un comportamiento muy común en vacas y toros, los cuales golpean el suelo con sus pezuñas delanteras como una muestra de amenaza.

Este comportamiento generalmente precede a una carga o un trasero, por lo que es importante reconocerlo.

3: patear

Dado que las patas de las vacas tienen una anatomía ligeramente diferente a la de los humanos, no pueden patear hacia adelante, sin embargo, tienen una patada trasera muy poderosa que es lo suficientemente fuerte como para romper huesos y provocar hospitalizaciones.

Los agricultores a menudo usan un dispositivo llamado cadena de ganado, que es una cadena de metal que se cuelga sobre el lomo de las vacas para evitar que puedan patear hacia atrás. Las cadenas de ganado se utilizan generalmente en salas de ordeño, donde los trabajadores agrícolas no tienen más remedio que caminar detrás de las vacas.

4: Cornada

Corneado es el término que se utiliza para designar al ganado que hiere gravemente a alguien con sus cuernos. A menudo es fatal y no solo es un problema para los agricultores, sino también para otras vacas.

Para que una vaca pueda usar sus cuernos para atacar, necesita estar de cerca. Las vacas preferirían huir que pelear, y muchos corneados ocurren accidentalmente cuando una vaca se asusta mientras es manejada por un trabajador agrícola.

Leer más: ¿Todas las vacas tienen cuernos?

Esta forma de agresión en el ganado puede mitigarse mediante el desprendimiento, un proceso mediante el cual los cuernos de las vacas se eliminan a una edad temprana para que no puedan crecer o volverse peligrosos. Esto hace que las vacas sean mucho más fáciles de manejar y más seguras para los trabajadores agrícolas.

¿Cómo son peligrosas las vacas?

Aunque las vacas no suelen ser abiertamente agresivas, siguen siendo animales muy peligrosos. Sus pezuñas, cuernos y gran masa causan cientos de muertes humanas cada año, y eso ni siquiera considera peligros indirectos como las enfermedades.

Los caballos y el ganado son más peligrosos que cualquier tipo de maquinaria agrícola. Veamos algunos de los peligros del ganado.

1: agresión física

Las vacas rara vez son físicamente agresivas, pero todavía es algo que hay que saber. Las principales formas de agresión física de las vacas son los choques o choques, que pueden ser extremadamente peligrosos si tienen cuernos, y las patadas, que hieren a cientos de trabajadores agrícolas cada año.

2: Pisoteo accidental

Las vacas se asustan fácilmente e intentarán correr si se sienten asustadas o amenazadas. Si bien esto no es un problema en un campo abierto, la gran masa de vacas significa que cuando corren pueden causar lesiones a los trabajadores cercanos.

El ganado puede pisotear a las personas o aplastar a los trabajadores agrícolas, a menudo inmovilizándolos entre paredes u otros objetos cuando intentan huir.

Según un artículo de investigación de 2012 de los investigadores turcos Kamil Hakan Dogan y Serafettin Demirci, Los caballos y el ganado son responsables de más lesiones a las personas cada año que cualquier maquinaria agrícola..

3: Peligros del suministro de alimentos

Un peligro oculto del ganado es el peligro que representa para la cadena alimentaria humana. Hay muchas enfermedades derivadas del ganado, como la fiebre aftosa, el ántrax y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (la variante humana de la enfermedad de las vacas locas) que generalmente comienzan en el ganado y llegan hasta los humanos a través de productos cárnicos infectados.

Leer más: ¿Las vacas tienen dientes? Realmente no tienen dientes superiores.

Es por esta razón que existen requisitos reglamentarios extremadamente estrictos para los granjeros y ganaderos, así como también para los mataderos y carniceros, con respecto a la limpieza e higiene de la manipulación de la carne.

Cómo mantenerse seguro cerca de ganado peligroso

Si ha leído hasta aquí, podría pensar que el ganado es demasiado peligroso para trabajar con él, pero no deje que lo desanime.

El ganado solo es peligroso si te pones en una situación en la que tienen el potencial de lastimarte. Si se mantiene alejado de situaciones peligrosas, es perfectamente posible trabajar con el ganado o cerca de él mientras se minimiza el riesgo de lesiones.

A continuación se ofrecen algunos consejos para minimizar el peligro al trabajar con ganado:

  • No se acerque al ganado por la parte trasera, ya que puede asustarlos y patear hacia atrás
  • Manténgase alejado de las madres con terneros, aquí es cuando las vacas pueden ser físicamente agresivas
  • Tenga cuidado con las pantallas de amenazas (bajando la cabeza o pisando fuerte)
  • Manténgase alejado de los toros, tienden a ser más agresivos que las vacas
  • Mantenga el ganado seguro para que no puedan lastimar a nadie con su gran masa

Conclusión

En resumen, el ganado no suele ser agresivo, pero puede serlo cuando está arrinconado o cuando está defendiendo a sus crías. Las vacas pueden mostrar su agresión cargando contra cualquier amenaza, balanceando sus cuernos o pateando con sus poderosas patas traseras.

Aunque las vacas no suelen ser agresivas, siguen siendo peligrosas dado su tamaño y fuerza, y las vacas hieren a cientos de personas cada año al pisotear o aplastar a los trabajadores agrícolas.