Saltar al contenido

¿El trébol es malo para las vacas? (¿Pueden las vacas comer trébol?)

Las vacas pasan hasta 10 horas al día pastando, por lo que cualquier pequeño cambio en la hierba que comen puede tener un gran impacto en su salud en general.

En la mayoría de los lugares, los pastos no son solo pasto, sino que contienen una serie de otras plantas y malezas, incluidos dientes de león, margaritas y trébol. De estas malas hierbas comunes, el trébol es de la que los agricultores deben tener más cuidado.

Las vacas pueden consumir trébol con moderación, sin embargo, demasiado puede causar algunos problemas de salud graves. Además, cuando la hierba con un alto contenido de trébol se convierte en heno, el trébol tarda más en secarse y puede provocar la formación de moho peligroso en el heno.

En este artículo, descubriremos por qué los agricultores deben tener cuidado con el trébol, qué sucede cuando las vacas comen trébol y cómo preparar el heno de manera segura para garantizar que el trébol no cause ningún problema.

¿Pueden las vacas comer trébol?

Las vacas pueden comer trébol con moderación, pero solo si está fresco y sin moho. Comer una gran cantidad de trébol puede causar problemas digestivos a las vacas, y el heno que se forma a partir de pastos ricos en trébol tiene una mayor probabilidad de enmohecerse.

Las vacas no deben comer heno que contenga trébol, a menos que el granjero haya preparado el heno de tal manera que se asegure de que el trébol no haya tenido la oportunidad de pudrirse, de lo contrario, el trébol puede crear moho dentro del heno.

¿Es el trébol peligroso para las vacas?

Hay varios tipos de trébol que crecen en todo el mundo, algunos de los cuales pueden causar problemas de digestión a las vacas si se comen en grandes cantidades. En particular, las variedades de trébol dulce, trébol amarillo y trébol blanco pueden causar hinchazón en el ganado, que es una condición potencialmente fatal.

Según veterinarios especialistas en ganado Veterinarios de Evolution Farm, la hinchazón puede causar problemas con la respiración de las vacas, evitar que coman, evitar que eructen (lo cual es esencial para las vacas) y, eventualmente, puede llevarlas a la muerte.

El trébol puede ser peligroso para las vacas si se consume en grandes cantidades o si se trata incorrectamente antes de incluirlo con heno o ensilaje.

Sin el tiempo adecuado para secarse, el trébol es propenso a causar podredumbre y moho que pueden extenderse por toda una bala de heno o silo de ensilaje sin que el agricultor se dé cuenta.

Este tipo de moho actúa como catalizador para la producción de la nociva toxina dicumarol, que puede ser fatal para las vacas.

Relacionado: ¿Cuántas vacas hay en un rebaño?

¿Se puede alimentar a las vacas con trébol de forma segura?

Asegúrese de seguir las leyes de su jurisdicción local y pida el consejo de su veterinario local.

El trébol generalmente se encuentra de forma natural en las tierras de pastoreo, pero a veces también se puede plantar intencionalmente como cultivo de cobertura para mejorar la calidad del suelo después del pastoreo. (Las vacas pueden comer muchos tipos diferentes de flora, por lo que un cultivo de cobertura más adecuado para las vacas es otra opción)

Para asegurarse de que su ganado no sucumba a los peligros del trébol, es importante tener cuidado al crear heno o ensilaje a partir de pastos ricos en trébol, y evitar que las vacas pastan donde el trébol se ha apoderado de la hierba, especialmente donde ha estado intencionalmente. plantado.

Relacionado: Golosinas para vacas

Aquí hay algunas formas en que las personas han usado el trébol como alimento para el ganado:

1.Asegúrese de que Clover esté seco antes de empacar las balas de heno

Antes de crear fardos de heno, es importante asegurarse de que cualquier trébol haya tenido la oportunidad de secarse por completo. Si se incluye trébol en las pacas antes de que haya tenido la oportunidad de secarse por completo, la pudrición y el moho se apoderarán del centro de las pacas apretadas, donde la humedad no tiene a dónde escapar.

Este tipo de moho puede causar graves problemas de salud al ganado.

2. Evite agregar trébol a las balas

Tal vez sea más fácil decirlo que hacerlo, pero una posible opción para evitar que el trébol contamine las balas de heno es evitar crear balas en áreas densas de tréboles.

Corte alrededor de los parches de trébol y evite crear fardos de campos que se han sembrado intencionalmente con trébol como cultivo de cobertura.

3. Trébol alternativo con otros alimentos

Si está alimentando a su ganado con trébol o trébol dulce como suplemento alimenticio, considere rotar su alimento con un alimento más tradicional como maíz o avena para evitar comer en exceso.

De manera similar, cualquier ganado que pasta en campos ricos en trébol debe rotarse periódicamente a pastos frescos para asegurarse de que coma un amplio equilibrio de pastos y otro follaje y no termine consumiéndose en exceso con el trébol.

Este tipo de alimentación intermitente y rotación de pastos ayuda a reducir el riesgo de trébol al mismo tiempo que permite el uso completo de la tierra con un poco de planificación.

El ganado puede adaptarse lentamente a alimentarse de trébol, por lo que es mejor cambiarlo cada dos semanas para evitar que se acostumbre a comer en exceso.

Peligros del trébol para el ganado

El trébol es peligroso para las vacas de dos formas:

1. El trébol podrido contiene dicumarol, que inhibe la producción de vitamina K

El principal peligro del trébol no proviene del trébol en sí, sino del moho que se produce cuando el trébol húmedo se incluye en las balas de heno y se deja pudrir.

El trébol podrido crea una toxina llamada dicumarol, que inhibe la producción de vitamina K en el ganado.

La deficiencia de vitamina K puede causar hemorragia interna fatal y es un problema para todos los mamíferos, incluidos los humanos.

2. El trébol puede causar hinchazón, un problema de salud potencialmente mortal para el ganado

Algunas variedades de trébol pueden provocar hinchazón cuando se consumen en grandes cantidades.

La hinchazón se produce cuando se incluye un volumen excesivo de proteína en el forraje de una vaca, lo que conduce a la acumulación de gases en el rumen (estómago).

Cuando las vacas comen una gran cantidad de trébol, la proteína del trébol crea espuma en el estómago de la vaca, lo que les impide poder eructar. Esto crea una acumulación de gas y presión en el estómago que eventualmente puede provocar problemas respiratorios y la muerte.

Conclusión

En resumen, las vacas pueden comer trébol fresco, pero solo en pequeñas cantidades. Las cantidades excesivas de trébol pueden causar hinchazón, que es una acumulación fatal de gases en el rumen de una vaca.

Aparte de la hinchazón, el trébol también representa una amenaza para el ganado a través del moho que crea cuando se incluye con el heno.

El trébol que no se ha secado completamente a menudo se incluye con las balas de heno, y el trébol húmedo se pudre en el centro de las balas donde no puede escapar la humedad.

Cuando el trébol podrido crea moho en la alimentación de las vacas, crea un químico llamado dicumarol, que es altamente tóxico tanto para las vacas como para los humanos.

Para garantizar que el ganado pueda comer trébol de forma segura, los agricultores pueden evitar agregarlo a las balas de heno o asegurarse de que esté completamente seco antes de empacar las balas. En campos densos de trébol, los agricultores pueden rotar su ganado periódicamente para evitar que coman en exceso.