Saltar al contenido

¿Son las serpientes carroñeras?

Las serpientes son carroñeras y cazadoras. Varía según la especie y el medio ambiente. En general, las serpientes emplean lo que se llama búsqueda activa de forrajeo y caza de emboscadas. Sin embargo, también se sabe que buscan animales muertos.

Por lo general, las serpientes cazan activamente para alimentarse. Se mueven y buscan presas en la naturaleza. Las serpientes marinas también cazarán bajo el agua. Algunas otras serpientes se sentarán y esperarán, como pitones grandes, y emboscada presa.

Sin embargo, hay muchas serpientes que comen animales muertos si se presenta la oportunidad, haciéndolos carroñeros.

¿Qué es una serpiente carroñera?

Para comprender la recolección de residuos, debemos diferenciar la recolección de alimentos y la caza.

  1. Barrido es el proceso de encontrar alimentos listos y disponibles para comer. Una serpiente carroñera es aquella que no mata su comida. En cambio, busca animales muertos y se los come. Cualquier animal que no caza ni mata su comida es un carroñero.

No se debe confundir la recolección de residuos con la búsqueda de alimento.

  1. Forrajeando es un método por el cual una serpiente todavía caza para alimentarse, aunque la comida no es algo que deba matar. Por ejemplo, hay serpientes que comen huevos como la serpiente Dasypeltinae de la familia Colubridae.

Lo que hacen estas serpientes es confiar en su sentido del olfato para cazar huevos. Tienen bocas grandes que pueden tragar estos huevos y luego romperlos una vez que los huevos están en sus estómagos.

  1. Caza ocurre cuando las serpientes acechan y se abalanzan sobre los seres vivos para poder comérselos. La caza activa es un proceso mediante el cual una serpiente siente vibraciones en el suelo para moverse, y luego la serpiente sigue esa vibración.

Junto con su sentido del olfato y la visión del calor, la serpiente se acerca y golpea a la presa.

¿Son las serpientes verdaderas carroñeras?

Generalmente, la serpiente no es un verdadero carroñero. Si bien la recolección de residuos es parte de sus actividades, también cazan y buscan alimento.

Un verdadero carroñero es un animal que no come más que carroña (carne muerta), como el buitre de Turquía.

Las serpientes solo comerían un carrón si el medio ambiente es seguro y tiene hambre. En cautiverio, muchas serpientes son carroñeras porque no tienen otra opción. Están en una jaula y la única opción que tienen es comer ratones o ratas descongelados.

Muchas serpientes comen carroña en cautiverio. Los propietarios no quieren alimentar a las serpientes con animales vivos por temor a que las serpientes se lastimen.

Relacionado: 13 serpientes locas que se comen a otras serpientes cobras reales y más

Los animales vivos también portan parásitos y bacterias, que pueden dañar a la serpiente. Por lo general, se desaconseja la alimentación viva, ya que las serpientes pueden sufrir heridas por las mordeduras de la presa.

¿Qué tipos de serpientes son carroñeros?

En la naturaleza, hay estudios que muestran que víboras de pozo y otras serpientes piscívoras carroñean. Por lo general, buscan cadáveres de roedores, peces, ranas y otras serpientes.

Aquí están las familias de serpientes que se sabe que hurgan en la basura:

  • Colubridae – estas serpientes incluyen el árbol verde, el árbol marrón, el agua dulce y las serpientes de liga.
  • Viperidae – las serpientes de esta familia son las víboras como las bocas de algodón, las serpientes de cascabel, las cabezas de cobre, las víboras verdes, etc.
  • Acrochordidae – estas son serpientes acuáticas que se encuentran típicamente en la costa este de Asia. Un buen ejemplo es la serpiente verrugosa. Mucha gente considera a esta familia como una subfamilia de los Coubridae.
  • Boidae – estos son boas y pitones; estas serpientes no son venenosas e incluyen la anaconda verde, la pitón de Timor, la pitón de roca africana y muchas otras.
  • Elapidae – los elápidos son serpientes venenosas que incluyen la mamba negra y la cobra real. Hay más de 55 géneros de cobras y 360 especies.

En la naturaleza, los científicos notaron que los animales muertos se recolectan en lugar de dejarlos solos para que se descompongan. La recolección de residuos es un aspecto importante de un ecosistema.

Lo mismo sucede en los océanos. Hay muchos estudios que muestran que las serpientes buscan peces, ranas, serpientes y pájaros. Algunas pitones también comen cerdos salvajes sacrificados.

¿Por qué la mayoría de las serpientes no son carroñeros?

Cuando los animales mueren, generalmente hay un carnívoro más grande que lo encuentra y se lo come, por lo que las serpientes rara vez encuentran comida muerta recientemente.

Como tal, las serpientes tienen que buscar y buscar comida. A las serpientes tampoco les gusta la confrontación con otros animales.

Aunque las serpientes son poderosas, no tienen extremidades que las ayuden a correr. Son rápidos y ágiles, pero competir contra otros animales por la comida no es algo que las serpientes hagan activamente.

Las serpientes normalmente volarán con miedo en lugar de acercarse a otro animal para luchar por la comida.

Debido a que las serpientes son solitarias y temen convertirse en presas, prefieren cazar animales vivos. Si las serpientes dependieran de la carroña para sobrevivir, otros animales las burlarían.

Las serpientes evolucionaron como ahora debido a la necesidad de cazar para alimentarse. Tienen un agudo sentido del olfato y algunas especies incluso tienen visión nocturna o sensores de calor. Las pitones y las boas, por otro lado, tienen músculos poderosos que asfixian a sus presas.

Esto no quiere decir que no comerán carrón. Simplemente no utilizan la basura como método principal para la caza. Dependen de sus sentidos para cazar y los usarán para encontrar comida.

¿Por qué a algunas serpientes solo les gustan los roedores vivos?

Muchos dueños de serpientes darán fe del hecho de que algunas serpientes se negarán a comer un roedor congelado. Parece que les gusta la emoción de matar.

Pero la ciencia sugiere que a las serpientes les gusta la carne de carroña (carne muerta), siempre que puedan identificarla correctamente como presa.

Hay un estudio científico que centró su atención en las serpientes arborícolas marrones para determinar el comportamiento de barrido.

En este estudio, los investigadores utilizaron ratones vivos y muertos como cebos. Descubrieron que las serpientes estaban igualmente satisfechas con ratones vivos y muertos.

Las serpientes utilizaron señales de ambos tipos de presas. Con los señuelos para cadáveres, las señales químicas fueron suficientes para atraer a las serpientes. Pudieron oler la presa sin señales visuales ni vibraciones.

Sin embargo, ocasionalmente se necesitaban señales visuales para que las serpientes se dieran cuenta de que había presas en el área. Esto incluye sentir el calor y sentir el movimiento. Sin ver los ratones vivos, las serpientes no sabían que había presas alrededor.

Relacionado: ¿Las serpientes comen pájaros?

En general, el estudio sugiere que la carroña sigue siendo atractiva para las serpientes siempre que la reconozcan como una opción alimentaria viable. Si sus sensores de calor no sienten el calor de un animal o no sienten que se mueva, solo tienen señales químicas para pasar. En los casos en que el roedor muerto no tiene un olor fuerte, pueden confundirse acerca de su presa y dejarla pasar. Pero si reconocen a un roedor muerto como una fuente potencial de alimento, ¡se lo comerán!

Conclusión

Las serpientes son carroñeras y cazadoras. También son recolectores. Sin embargo, no se puede clasificar a las serpientes como carroñeros exclusivos.

El método principal de las serpientes para buscar comida es la caza. La recolección de residuos es más bien una actividad oportunista, pero no su principal método para encontrar sustento. Hay miles de especies de serpientes, pero ninguna es una verdadera carroñera.

Las serpientes desarrollan un comportamiento carroñero en cautiverio porque es lo que se ven obligadas a hacer. Muchos dueños de mascotas no alimentan a sus serpientes con alimentos vivos. Como tal, estas serpientes de alguna manera pierden su capacidad de caza después de muchas generaciones en el futuro.