Saltar al contenido

¿Son las serpientes bebés más peligrosas que las serpientes adultas?

No es cierto que las serpientes bebés sean más peligrosas que las serpientes adultas.

La mayoría de las personas tienen una idea falsa de que una serpiente bebé es más letal que una serpiente adulta porque su veneno está concentrado y las serpientes bebés no pueden controlar la cantidad de veneno que inyectan a una víctima.

Pero en realidad, las serpientes tienden a ser más letales cuanto más grandes se vuelven. Esto se debe a que las serpientes adultas producen más veneno que las serpientes bebés y, por lo tanto, tienen una mayor capacidad para causar lesiones graves. Aun así, muchos factores determinan la letalidad de una serpiente además de la edad.

Si ha sido mordido por una serpiente, busque atención médica inmediata de inmediato, sin importar el tamaño o la edad de la serpiente.

Relacionado: Guía de serpientes bebe. Todo lo que necesitas saber

Relacionado:

¿Son las serpientes bebés más peligrosas que las serpientes adultas?

La mayoría de la gente cree que las serpientes bebés son más letales que las serpientes adultas por dos razones.

Una de las razones es que su veneno está más concentrado. La segunda es que no han dominado el arte de controlar la cantidad de veneno que inyectan a una víctima.

Por lo tanto, se deduce que una sola mordedura de una serpiente bebé sería más perjudicial que la de una serpiente adulta.

Sin embargo, estas afirmaciones son infundadas y los científicos aún no las han confirmado. Son tan buenos como los mitos, que se han transmitido de generación en generación.

La alegación de que las serpientes juveniles no saben cómo controlar la cantidad de veneno a excretar se conoce como la hipótesis de medición de veneno.

Según las hipótesis de medición de veneno, las serpientes aprenden a controlar la cantidad de veneno que inyectan a medida que maduran. Hasta ahora, no hay nada que demuestre que las serpientes realmente aprendan a medir el veneno a medida que crecen.

Por un lado, eso requeriría experimentar una experiencia negativa como resultado de usar todo su veneno de una vez. Cualquiera que sea el caso, no es cierto que las crías de serpiente consuman todo su veneno de un solo bocado.

Además, se dice que las serpientes bebés son más enérgicas y más rápidas de reaccionar que las serpientes adultas. Por lo tanto, no dudarían en atacar en el acto de defensa propia cada vez que alguien se acerca demasiado. Esta tesis también sostiene que las serpientes adultas no siempre atacan a menos que haya un altercado claro o sean pisoteadas.

Por lo general, enviarán una advertencia antes de atacar. Por ejemplo, las serpientes de cascabel silbarán y repicarán sus cuentos para advertir al perpetrador antes de atacar. En este sentido, las serpientes bebés son más peligrosas que las serpientes adultas.

Relacionado: ¿Son las serpientes bebes más peligrosas que las serpientes adultas?

Por qué las serpientes adultas son más peligrosas que las serpientes bebés

A pesar de la creencia popular, la verdad es que las serpientes adultas son más peligrosas que las serpientes bebés. Esto se debe principalmente a que las serpientes adultas tienen sacos de veneno más grandes y, por lo tanto, producen y liberan más veneno que las serpientes juveniles.

Las serpientes adultas producen 20 a 50 veces la cantidad de veneno que producen las crías de serpiente. Por lo tanto, inyectan más veneno a una víctima en comparación con una serpiente bebé. Es decir, todo el veneno producido e inyectado por el veneno de un bebé es solo un pequeño porcentaje del veneno producido por una serpiente adulta.

Por lo tanto, ser mordido por una serpiente venenosa adulta tendrá repercusiones más graves que la mordedura de una serpiente bebé, principalmente porque el veneno de esta última no sería suficiente para causar un daño significativo.

Aun así, también depende del tamaño de la víctima. Si la víctima es relativamente pequeña, entonces la mordedura de una serpiente bebé venenosa será más efectiva que si la víctima tuviera un cuerpo grande. Es por eso que los niños sufrirán más si los muerde una serpiente pequeña en comparación con un adulto.

Es imperativo que las personas que han sido mordidas por una serpiente busquen atención médica instantánea, sin importar el tamaño o la edad de la serpiente. Cuando todo está dicho y hecho, el veneno sigue siendo veneno.

En lo que respecta a las serpientes no venenosas, sigue en pie que las serpientes adultas son más peligrosas que las serpientes bebés. La mayoría de estas serpientes son constrictoras y, obviamente, las serpientes adultas tienen más masa corporal y músculo en comparación con las serpientes bebés.

Una pitón adulta tiene la capacidad de aplastar a un ser humano completo. Por otro lado, un humano puede manejar fácilmente una pitón bebé.

Factores que determinan la letalidad de una serpiente

Las diferentes serpientes representan diferentes grados de peligro para los humanos. Si bien una serpiente puede ser totalmente inofensiva, la mordedura de otra puede ser fatal.

Hasta ahora, hemos establecido que las serpientes adultas son más peligrosas que las serpientes bebés. Los siguientes son los factores que determinan cuán mortal puede ser una serpiente:

1. Tamaño

La investigación ha demostrado que el tamaño de una serpiente determina la cantidad de veneno que produce. Cuanto más grande es la serpiente, más veneno produce y más veneno inyecta a la víctima. Esto significa que una serpiente más grande es más mortal que una más pequeña.

2. Composición del veneno

Venom está compuesto por más de 100 componentes activos., dependiendo de la especie de serpiente. Generalmente, las proteínas del veneno se agrupan en dos categorías principales: neurotoxinas de baja masa molecular (LMM) y enzimas de alta masa molecular (HMM).

Estas proteínas del veneno atraviesan los tejidos blandos y la sangre de la víctima, provocando dolor, sangrado e incluso la muerte. La mordedura de una serpiente con potentes neurotoxinas LMM provoca un paro respiratorio y la muerte.

Este tipo de veneno es más letal que el veneno que solo destruye los tejidos corporales. La composición del veneno dentro de una sola especie de serpientes varía según la dieta, la edad y la ubicación geográfica.

3. Edad

Las serpientes adultas generalmente tienen una gran severidad en su veneno en comparación con las serpientes bebés. Es seguro decir que las personas deben mantenerse alejadas de las serpientes grandes que son venenosas. Cada serpiente tiene su mecanismo de advertencia de silbidos y traqueteos. Si se encuentra en algún hábitat de serpientes, debe tener cuidado en todo momento.

4. Medio ambiente

El veneno producido depende del medio ambiente y del tipo de amenaza que enfrenta la serpiente en su hábitat. Ya sean grandes o pequeñas, todas las serpientes venenosas intentarán camuflarse y defenderse de cualquier amenaza. Si la serpiente es pinchada o molestada varias veces, huirá o morderá incesantemente al atacante.

5. Tipo de serpiente

Algunas serpientes son extremadamente peligrosas, mientras que otras son bastante peligrosas, según el tipo de serpiente. Esto se debe a que la composición del veneno varía de una serpiente a otra.

Relacionado: ¿Cottonmouth vs kingsnake showdown ¿Cuál es una mejor mascota?

Algunas de las serpientes más letales incluyen mambas, cobras y serpientes coralinas, y su mordedura puede causar la muerte si la atención médica no se administra al instante.

6. Cantidad de veneno

La cantidad de veneno que produce y libera una serpiente depende principalmente del tamaño de la serpiente y de las circunstancias que rodean la mordedura. Una serpiente que muerde para someter a una presa liberará más veneno que una serpiente que muerda para ahuyentar a un depredador.

Conclusión

Las serpientes bebés no son más peligrosas que las serpientes adultas. Contrariamente a la creencia popular, las serpientes juveniles no producen un veneno más concentrado, ni hay pruebas de que carezcan de la capacidad de medir el veneno.

Las serpientes más grandes son más letales porque tienen sacos de veneno más grandes y, como resultado, producen más veneno, lo que significa que también inyectan mayores cantidades de veneno en sus víctimas. Además del tamaño, los factores que determinan la letalidad de una serpiente incluyen la composición del veneno, la cantidad de veneno, el entorno y el tipo de serpiente.