Saltar al contenido

¿Las serpientes le temen a los gatos? (¿Y los gatos cazarán serpientes?)

Los gatos cazarán activamente serpientes y las serpientes evitarán activamente a los gatos. El movimiento deslizante de la serpiente despierta los instintos depredadores del gato.

Entonces, sí, en general, las serpientes le tienen miedo a los gatos y no al revés.

Los gatos son depredadores y atacarán a otros animales en el jardín, incluidas las serpientes. De hecho, la investigación científica, como en el Revista de ecología química, muestra que los gatos reaccionan a las secreciones de las glándulas del olor de las serpientes y activan sus instintos depredadores.

Entonces, si bien las serpientes pueden ser temibles para los humanos, los gatos no parecen tener ese instinto de miedo cuando se encuentran con una serpiente. Sus genes depredadores toman el control y, a menudo, perseguirán a la serpiente.

¿Los gatos domésticos cazan serpientes?

Sí, los gatos domésticos cazan serpientes. Como la serpiente es consciente de que el gato representa una amenaza real, teme la presencia del gato.

Un gato es un cazador natural y hará un esfuerzo adicional para atrapar a su presa.

Incluso los gatos entrenados y de interior tienden a capturar ratones y serpientes en el hogar. No es ningún secreto que los gatos son criaturas inteligentes con una tendencia natural a buscar presas como roedores o pájaros.

Parece como si la caza de serpientes estuviera en el ADN del gato de cuando eran animales salvajes.

Sin embargo, esto no significa que todos los gatos atacarán a las serpientes. ¡Incluso puedes tener un gato que sea un poco cobarde!

Los gatos tienen personalidades variadas, y algunos son más curiosos o agresivos que otros. Lo mismo ocurre con las serpientes. Cuanto más agresiva sea la serpiente, más probable es que se vuelva protectora cuando se encuentre con su gato.

Relacionado: ¿Son los gatos inmunes al veneno de serpiente?

¿Por qué los gatos atacan a las serpientes?

Un gato puede atacar a una serpiente por instinto, miedo o ira, incluso si no tiene deseos de buscar comida. A menudo, la caza es un juego de gatos.

Cuando un gato ataca a una serpiente, es probable que el gato utilice sus garras para hacer el trabajo. Usando sus garras, los gatos pueden mantener a los depredadores a una distancia segura. En otras palabras, la serpiente se dará cuenta de que el gato tiene «garras afiladas» que puede usar para atacarlo. Evitará que se acerque.

Debido a que las serpientes en el jardín, como las culebras, suelen ser mucho más pequeñas que un gato doméstico, existe una buena posibilidad de que la serpiente se asuste del gato.

Las serpientes también temen a los gatos porque tienen grandes ‘armas’ en forma de garras y mandíbulas. Es común que una serpiente finja morder a un gato en defensa propia. El objetivo es asustar al depredador.

Aquí hay un video para mostrar un gato doméstico que se encuentra con una serpiente.

¿Están los gatos en riesgo cuando se encuentran con una serpiente?

Cuando un gato ataca a una serpiente venenosa, puede defenderse mordiendo al gato e inyectando veneno en el sistema del gato.

La mayoría de las serpientes en América del Norte no son lo suficientemente venenosas como para matar a un gato. Sin embargo, algunos lo son. Las serpientes de cascabel, por ejemplo, son bastante venenosas y, si bien es posible que no maten a un humano, podrían matar a un animal más pequeño como un gato.

¿Puede un gato comerse una serpiente?

Un gato probablemente podría comerse una serpiente sin muchos problemas.

Por lo general, los venenos no tendrán ningún efecto en el sistema del gato si come carne de serpiente.

Pero siempre existe el riesgo de contraer salmonela al comer carne cruda, sin importar qué tipo de animal sea.

Si algunas bacterias pueden ingresar al sistema del gato, entonces se crean serios problemas de salud. El gato debe ser llevado a un veterinario de inmediato si sospecha que está enfermo o herido después de comer una serpiente.

¿Pueden las serpientes comer gatos?

¡Las serpientes más grandes, como las boas constrictoras y las pitones, se comen a los gatos y hacen su presa por sí mismas!

Sin embargo, la mayoría de las serpientes en América del Norte son demasiado pequeñas para comer serpientes.

En el extranjero, serpientes como las boa constrictoras y anacondas de América del Sur, o la pitón birmana del sudeste asiático, pueden representar una amenaza. Estas serpientes son enormes en tamaño y longitud e incluso podrían tragarse animales más grandes como ciervos y corderos.

Preguntas frecuentes

1. ¿Los gatos son sensibles al veneno de serpiente?

Es importante tener en cuenta que los gatos no son inmunes al veneno de serpientes. Sin embargo, tienen un mejor tolerancia a las mordeduras de serpientes que a los perros.

No es ningún secreto que los gatos son curiosos y, durante los meses de verano, hay más serpientes de lo habitual.

Relacionado: ¿Las serpientes le temen a los perros?

Por tanto, es recomendable llevar a tu gato al veterinario si se comporta de forma extraña. Pudo haber sido mordido por una serpiente.

2. ¿Qué debe hacer el dueño de un gato en caso de una mordedura de serpiente?

Si un gato es mordido por una serpiente, es importante:

  • No te acerques a la serpiente. Manténgase alejado y déjelo escapar.
  • Tenga cuidado al acercarse al gato. Si su gato está preocupado o agitado, es posible que deba sujetar al amigo felino si es necesario.
  • Lleve inmediatamente a su mascota al veterinario.
  • El veterinario cortará el pelo del área de la mordedura de su gato, si es posible.
  • El veterinario lavará el área cuidadosamente con una solución de agua y jabón suave o una solución salina estéril.

3. ¿Cuáles son las señales de que una serpiente mordió a un gato?

Los síntomas de la mordedura de serpiente en los gatos son similares a los de los humanos. Estos pueden incluir:

  • Marcas de mordida
  • Hinchazón y malestar alrededor del área de la picadura.
  • Sangrado en el área de la picadura
  • Respiración lenta o dificultosa
  • Cojear (el lugar más común para que los gatos muerdan es en la pierna)
  • Gimiendo de dolor
  • Sedación / comportamiento lento.
  • Náusea.

Conclusión

Debido a su fuerte competitividad, los gatos y las serpientes no se llevan bien e incluso pueden matarse entre sí. Las serpientes atacarán para defenderse. Los gatos son resistentes, pero es más probable que sobrevivan si se tratan de inmediato.

Si un gato come un serpiente, podría resultar en complicaciones graves. Las bacterias pueden ingresar al tracto digestivo del gato si el gato come carne contaminada. La salmonela siempre está presente en la carne cruda, así que esté atento a esos síntomas.

Como regla general, es mejor mantener separados a las serpientes y los gatos. Si a su gato le gusta pasar tiempo al aire libre, asegúrese de revisar su jardín en busca de serpientes y hacer los cambios necesarios en el paisaje para garantizar la seguridad de su gato. También puedes ponerle una campana a tu gato para advertir a las serpientes.