Saltar al contenido

¿Las serpientes comen ranas? (¿O son veneno?)

p>Muchas especies de serpientes comen ranas, especialmente serpientes de agua. Algunas serpientes que comen ranas incluyen serpientes de liga, víboras de pozo, la serpiente de nariz de cerdo de Madagascar y las serpientes de cuello anillado.

Hay algunos tipos de ranas que las serpientes nunca comen porque estas ranas son venenosas. En la naturaleza, no es raro que las serpientes cacen ranas cuando estas ranas están disponibles en su hábitat. La mayoría de las serpientes que comen ranas son las que viven en las selvas tropicales.

¿Por qué las serpientes comen ranas?

Las serpientes comen ranas porque son carnívoros. Lo que esto significa es que solo comerán carne. Aunque las serpientes a menudo se consideran plagas peligrosas, la verdad es que son importantes para la ecología de un área.

Aunque todas las serpientes comen cualquier carne que se les presente, algunas parecen preferir las ranas. Entonces, donde van las ranas, las serpientes a menudo las siguen.

Aquí hay algunos ejemplos de serpientes que parecen tener preferencia por las ranas:

  • Serpiente de liga
  • Víbora asiática
  • Boa del árbol del Amazonas
  • Víbora nocturna
  • Serpiente Trompa de Elefante
  • Serpiente nariz de cerdo de Madagascar
  • Serpiente Ringneck

En cautiverio, no es una buena idea alimentar a las serpientes con ranas. Aparte del problema del suministro, algunas ranas son venenosas y pueden ser un peligro para las serpientes. Además, los dueños de mascotas que obtienen ranas de su entorno pueden transferir parásitos inadvertidamente a sus serpientes.

En la naturaleza, está bien que las serpientes se coman ranas porque así es la naturaleza. Pero en cautiverio, los humanos tienen control sobre cómo viven y sufren los animales. En general, los dueños de serpientes mascotas no debe vivir alimentando a sus mascotas.

¿Cómo comen ranas las serpientes?

La forma en que una serpiente se come a una rana depende de su especie. Si es una serpiente venenosa, la serpiente atacará una o dos veces y liberará su veneno. Este proceso se llama envenenamiento. Las serpientes no venenosas usan la constricción para exprimir la vida de sus presas.

Relacionado: 13 serpientes locas que se comen a otras serpientes.

Después del envenenamiento, la serpiente esperará hasta que la rana quede paralizada. Luego, una vez que la rana esté a punto de morir, la serpiente comenzará a tragarla entera.

Colúbridos, al igual que las serpientes rey y las serpientes rata, morderían a la rana y la constreñirían. Si la rana es lo suficientemente pequeña como para caber en la boca de la serpiente, la serpiente podría comenzar a tragarla entera. Sin embargo, si la rana todavía está pateando y moviéndose, la serpiente esperará hasta que la rana muera.

Algunas especies de serpientes no tienen veneno y tampoco pertenecen al tipo de serpientes constrictoras. Cuando estas serpientes atacan a una rana, la muerden y luego se la tragan entera.

¿Las serpientes comen sapos?

Algunas serpientes comen sapos, pero algunos sapos tienen sustancias tóxicas en la piel que las hacen inadecuadas para las serpientes. Cuando el sapo está bajo presión o estrés, libera esta sustancia venenosa, lo que obliga a la serpiente a regurgitar al sapo.

Los animales que absorben estas toxinas desarrollan síntomas. Ejemplos de estos son náuseas, vómitos y malestar abdominal. Algunas toxinas de los sapos son lo suficientemente poderosas como para matar a una serpiente.

A pesar de esto, no todas las serpientes tienen miedo de comerse sapos. Un ejemplo es la serpiente quilla, que es endémica en Australia. Su cuerpo tiene un sistema inmunológico que puede combatir la toxicidad del veneno de un sapo. Como tal, el sapo siempre está en el menú de esta serpiente.

Relacionado: ¿Las serpientes comen pájaros?

Sin embargo, la quilla no es del todo inmune al veneno del sapo. Su inmunidad solo funciona en sapos diminutos porque los sapos pequeños tienen menos toxinas que sus homólogos adultos.

En un documental, una serpiente quilla intenta comerse un sapo venenoso, pero decide dejarlo ir porque el sapo es demasiado grande. Como tal, el sapo tiene mucho veneno y la serpiente lo siente. No tuvo más remedio que dejarlo ir. Si la serpiente quilla decidiera comerse ese sapo, habría muerto.

¿Qué otros anfibios comen las serpientes?

Las serpientes comen muchos tipos diferentes de anfibios. Son cazadores carnívoros oportunistas y se alimentan de ranas, sapos, lagartijas, tritones y salamandras.

Los anfibios son vertebrados de sangre fría. Ejemplos de estos son ranas, sapos y salamandras. Un tritón también es un ejemplo de anfibio.

Las serpientes que viven en el agua suelen tener una dieta compuesta principalmente por anfibios, aunque algunas también comen pescado. Estas no son necesariamente serpientes marinas, sino más bien serpientes que quieren vivir cerca de cuerpos de agua como estanques o lagos.

Las serpientes que pasan mucho tiempo en el agua se llaman serpientes semiacuáticas. A continuación se muestran algunos ejemplos:

  • Serpientes de liga
  • Cobras de agua
  • Anaconda verde
  • Serpiente de agua oriental
  • Serpiente de agua asiática
  • Serpiente de agua de bandas marrones

Dado que estas serpientes pasan demasiado tiempo en el agua, es probable que se encuentren con una rana en su entorno. Como tal, estas serpientes no dudarán en atacar a la rana y comérsela.

¿Qué ranas no comen las serpientes?

Un tipo particular de rana que la serpiente no se comería es el sapo de caña. Es un sapo marino gigante que tiene glándulas venenosas. Incluso los renacuajos de este sapo son muy tóxicos para muchos animales.

El sapo de caña es común en Australia y también en Filipinas. También se pueden encontrar en Estados Unidos, Nueva Guinea y Fiji.

Top interesante: ¿Lloran las serpientes?

En las zonas urbanas e incluso rurales, un sapo de caña es venenoso para un perro. Las serpientes no son una excepción. El sapo de caña también es tóxico para los humanos.

Resumen: ¿Las serpientes comen ranas?

Las serpientes comen ranas. Sin embargo, algunas serpientes prefieren presas de sangre caliente. Todo depende de su hábitat y de la disponibilidad de alimentos. En general, las serpientes comen ranas si hay ranas presentes en el medio ambiente.

Generalmente, las serpientes no comen sapos. Los sapos liberan una toxina de su piel, y esta toxina es lo suficientemente poderosa como para hacer que una serpiente la regurgite. La serpiente puede morir.

Sin embargo, la culebra de Australia tiene el poder de revertir los efectos de la toxina. Debido a esto, esta serpiente come sapos con regularidad. Sin embargo, esta especie de serpiente solo puede resistir el veneno de un pequeño sapo de caña, no los grandes.