Saltar al contenido

¿Los osos comen gatos? (¡No, pero ten cuidado!)

p>Los osos no atacan ni se comen a los gatos, y eso se debe principalmente a que los gatos y los osos no habitan el mismo espacio. En el caso de que un oso encuentre su camino hacia un área densamente poblada, es probable que tenga mayores problemas en su mente que los gatos.

Los osos tienen algo de miedo a los gatos. Puede ser porque vinculan a las especies domesticadas con las contrapartes salvajes en las montañas o porque los gatos son bastante agresivos en su curiosidad.

Este artículo explorará las relaciones entre osos y gatos y si los gatos (mascotas o no) están en peligro por la especie de osos.

¿Los osos comen gatos?

No hay muchas posibilidades de que osos y gatos se encuentren entre sí. Por ejemplo, no comparten el mismo hábitat como lo harían los osos y los lobos.

El momento más común en que los osos y los gatos se ven es cuando los osos pueden ser atraídos a los asentamientos humanos debido al olor a comida o basura.

En estos casos, pueden encontrarse con gatos callejeros o gatos domésticos con acceso al aire libre. Sin embargo, un encuentro entre un oso y un gato no pondrá al gato en el menú del oso.

Los osos se ponen nerviosos con los gatos

A la gente le cuesta creer que un animal sea poderoso como un oso puede estar ansioso por los gatos. Para los humanos, los gatos son criaturas adorables con tendencias tiernas y peculiaridades extrañas.

¡Pero todo lo que se necesita es ver algunos videos de Youtube de gatos atacando a los osos para creer que los gatos pueden poner el temor de Dios en animales mucho más grandes que ellos! Mira este genial:

El nerviosismo del oso alrededor de los gatos podría tener algo que ver con la semejanza que los gatos comparten con sus primos mayores: Leones de montaña, tigres, panteras, etc.

Los grandes felinos a menudo atacan y se comen a los cachorros de oso en la naturaleza, razón por la cual los osos prefieren esquivar a los felinos de todos los tamaños. Además, en el mundo animal, el lenguaje corporal y las poses amenazantes pueden tener un efecto significativo.

Cuando los gatos cargar En los osos, uno imagina que sienten el mismo terror que sienten los humanos cuando ven una avispa dirigiéndose directamente hacia ellos. Hay un momento de pánico puro, y hace que el oso despegue en la otra dirección.

Relacionado: ¿Son los osos felinos?

A los osos les resultaría difícil atrapar un gato

Si un gato se sintiera amenazado por un oso, tendría la ventaja de la agilidad y la velocidad para escapar.

El gato promedio corre tan rápido como 48 millas por hora. Los osos negros (que tienen fama de tener más encuentros con los humanos) pueden alcanzar una velocidad máxima de solo 35 millas por hora.

Los gatos también pueden lanzarse de seis a ocho veces su tamaño corporal, aproximadamente dos metros y medio. Por el contrario, los osos pueden saltar alrededor de seis pies. En resumen, los gatos son mejores corredores y saltadores que los osos.

Eso por sí solo hará que sea difícil para un oso cazar a un gato que tiene la intención de salvar su vida, sin tener en cuenta que los gatos trepan a los árboles, se esconden en rincones y grietas y desaparecen en un santiamén cuando son perseguidos.

¿Atacan los osos a los gatos?

No hay informes reales de osos atacando gatos, y el escenario es bastante improbable.

Los osos son generalmente criaturas cautelosas y es poco probable que ataquen a menos que se sientan amenazados. Incluso cuando se sienten en peligro, los osos varían en la forma en que expresan la agresión.

Por ejemplo, los osos pardos son mucho más agresivos que sus homólogos de osos negros y es más probable que carguen contra la fuente del peligro. Los osos negros prefieren resoplar fuerte y golpearse con las patas en el suelo como señal de advertencia.

Dado que los osos negros son generalmente más conocidos por caminar a través de campamentos, comunidades o pueblos en busca de comida, son las especies de osos más propensas a encontrarse o atacar a los gatos.

Relacionado: ¿Atacan los osos a las tiendas de campaña?

Por supuesto, si un felino se interpone entre un oso y su comida o sus cachorros, podría estar en peligro. Pero incluso entonces, el oso tendría que ser lo suficientemente rápido para asestarle algún golpe.

Relacionado: ¿Están los osos relacionados con los gatos?

Los osos prefieren las fuentes de alimentos fáciles

Los osos negros, pardos y pardos comen principalmente hierbas y bayas. No comen tanta carne como la mayoría de la gente piensa.

Además, son carroñeros, lo que significa que prefieren comer bayas, raíces o carne de carroña (cadáveres ya muertos) en lugar de cazar ellos mismos.

Sin embargo, un oso se acercará sigilosamente y se comerá ungulados jóvenes o heridos que son presas fáciles, como los alces bebés o los ciervos.

Por lo tanto, no es probable que un oso vea a un gato como alimento potencial. La excepción es si el oso tiene mucha hambre o necesita engordar antes de su hibernación invernal. En estos casos, se sabe que los osos comen mapaches, ¡porque comerán todo lo que puedan para llenar sus estómagos!

¿Pueden los osos matar gatos?

Si un oso era lo suficientemente rápido o ágil como para golpear a un gato, entonces un solo golpe de la pata de un oso probablemente resultaría fatal para un gato.

Un oso negro adulto puede pesar entre 350 y 600 libras, mientras que el gato promedio pesa solo 10 libras. La disparidad de tamaño entre las dos especies por sí sola significa que los gatos no podrían sobrevivir al golpe total de un oso.

No tiene sentido considerar el daño de un oso fuerza de mordida podría hacerle a un gato porque la fuerza de un golpe en la pata podría romper huesos y dañar los órganos internos lo suficiente como para que un gato muera.

Conclusión

Los osos y los gatos no son especies animales que estén en mucho contacto entre sí. Los osos viven en la naturaleza y los gatos parecen preferir vivir en comunidades humanas o en sus alrededores.

Eso no anula la posibilidad de que estos animales se crucen, especialmente porque los osos pueden ingresar a las ciudades y campamentos en busca de comida. Pero, hasta donde sabemos, no ha habido informes o historias de osos comiendo gatos.

Los osos a menudo evitan tener algo que ver con los felinos porque están algo nerviosos con las pequeñas criaturas. Incluso si un oso quisiera atacar a un gato, tendría dificultades para alcanzarlo.

Los gatos enfrentan más peligro de animales como lobos, coyotes, halcones, búhos y pumas que de los osos.