Saltar al contenido

Todo lo que debe saber sobre los montículos de hormigas de fuego

Además de ser mordido por molestas hormigas bravas, la señal más clara de un problema de hormigas bravas es ver sus montículos en su césped, jardín o en cualquier otro lugar de su propiedad.

Las hormigas bravas pueden arruinar el jardín de una propiedad que de otro modo sería grandiosa, pero ten cuidado: lidiar con ellas requiere algo de precaución. Sus picaduras pueden ser peligrosas

Por otro lado, la gente confunde ocasionalmente los montículos de hormigas bravas con tierra simple. Consulte esta práctica guía sobre los montículos de hormigas bravas para aprender cómo funcionan, cómo mantenerse a salvo a su alrededor y, por supuesto, cómo deshacerse de ellas.

¿Qué son los montículos de hormigas de fuego?

Un montículo de hormigas de fuego, o colina, es la parte más alta de un nido de hormigas de fuego. Parece un montículo elevado de tierra aireada, que es el suelo desplazado de las hormigas que cavan túneles subterráneos. Debido a que las hormigas bravas necesitan mucha humedad para trabajar y sobrevivir, generalmente verá crecer y multiplicarse sus montículos después de una tormenta.

Un aspecto clave que diferencia a los montículos de hormigas bravas es que no tienen un agujero en el centro, como ocurre con la mayoría de los otros montículos de hormigas. Tampoco verá muchas hormigas rojas reales, si es que hay alguna, alrededor de un montículo tranquilo.

Esto se debe a que las hormigas no salen de la colonia a través del montículo, sino a través de túneles subterráneos conectados a él. Esto permite que las hormigas viajen con seguridad de un lado a otro a diferentes lugares, como fuentes de alimento o agua.

Un montículo de hormigas de fuego contiene los huevos y las larvas de la colonia en crecimiento, junto con innumerables hormigas obreras. Esta es la razón por la que las personas pueden intervenir por error o perturbar un montículo de hormigas bravas, y luego se sorprenden por los cientos o miles de hormigas que salen corriendo.

Estas hormigas agitadas morderán y picarán a cualquiera que esté cerca. Una vez que el nido se rompe, saldrán a la superficie, pululando por el área cercana para proteger su nido y disuadir a los intrusos.

Un hecho interesante sobre los montículos de hormigas bravas es que sus colonias comienzan siendo pequeñas y crecen lentamente.

Durante gran parte del proceso de construcción, una colonia de hormigas bravas es demasiado pequeña para que los humanos la noten. Sin embargo, con el tiempo, a medida que la colonia crece y la cantidad de obreras que expanden el nido también aumenta, un pequeño montículo puede duplicar su tamaño en solo unos pocos días.

Relacionado: ¿Cómo evitar que las hormigas entren a su casa?

Mantenerse a salvo cerca de los montículos de hormigas de fuego

Lo peor que se le puede hacer a un montículo de hormigas bravas es pisarlo accidentalmente. Tenga cuidado cuando caminando al aire libre, especialmente en áreas abiertas y soleadas, que prefieren las hormigas bravas. Tenga en cuenta las áreas bajas cercanas al agua, como las orillas de los ríos.

Si sabe que hay nidos de hormigas bravas en un área determinada, evítelos tanto como sea posible. Las hormigas de fuego esparcen nuevos montículos todo el tiempo, y es muy fácil no ver uno. No se arriesgue con la suciedad que parece suave o fresca.

Si tiene que acercarse a un montículo de hormigas bravas, use zapatos cerrados con calcetines y ropa que cubra su cuerpo por completo.

No camine descalzo al aire libre. Si accidentalmente perturba un nido, aléjese de él inmediatamente. Retire las hormigas sueltas de su ropa o cuerpo lo antes posible, pero no se arriesgue a cepillarlas o arrancarlas con las manos desnudas a menos que sea necesario.

Una vez que se haya marchado, si le picaron, lave el área con agua y jabón. Aunque pican y son dolorosas, las picaduras son inofensivas para la mayoría de las personas y desaparecen en una semana.

Algunas personas, sin embargo, desarrollan reacciones alérgicas al veneno de las hormigas bravas. Si observa alguno de los siguientes síntomas, busque atención médica de inmediato:

  • Respiración dificultosa.
  • Transpiración.
  • Dolor de pecho.
  • Náuseas vómitos.
  • Mareo.
  • Lengua hinchada.
  • Presión arterial baja.

Cómo deshacerse de los montículos de hormigas de fuego

Hay productos y remedios caseros que pretenden ayudar a deshacerse de los montículos de hormigas bravas, como echarles agua hirviendo.

El agua fluye por los túneles, quemando a las hormigas y sus huevos. Si bien los métodos de tratamiento de bricolaje varían en eficacia, todos requieren más o menos que se acerque al hormiguero, lo que puede ser peligroso, especialmente cuando se tratan varios montículos.

En todas las infestaciones de hormigas bravas, excepto en las más leves, generalmente es mejor confiar en expertos profesionales en control de plagas.

Además, las colonias de hormigas bravas se recuperan rápidamente de daños importantes y muerte. Incluso con hasta el 90 por ciento de las hormigas muertas, una colonia puede volver a multiplicarse rápidamente a toda su fuerza, lo que hace que todo el esfuerzo dedicado a tratar de deshacerse de ellas sea inútil.

Si desea deshacerse de los montículos de hormigas bravas y disfrutar de su césped o jardín en paz, un equipo de control de plagas capacitado puede diagnosticar su situación con precisión y encontrar una estrategia de control a largo plazo.

Solo los expertos en control de plagas con la experiencia y el conocimiento están calificados para tratar montículos de hormigas de fuegodirectamente para deshacerse de una colonia.

Relacionado: ¿Tienen alas las hormigas carpinteras?

Datos sorprendentes sobre el montículo de hormigas de fuego

  • Si bien la mayoría de los montículos de hormigas rojas solo alcanzan unas pocas pulgadas sobre el nivel del suelo, hay casos en campos agrícolas donde colonias masivas de hormigas rojas construyeron montículos de hasta 18 pulgadas de alto.
  • La mayoría de las especies de hormigas bravas desarrollan colonias que pueden crecer hasta alrededor de 250.000 obreras.
  • A veces, los animales pequeños interrumpen por error un montículo de hormigas bravas y mueren a causa de cientos de picaduras.
  • Durante inundaciones extremas, cuando se las obliga a salir de sus montículos, las hormigas bravas pueden sobrevivir uniéndose en un balsa viviente.

Aunque las hormigas de fuego son una de las criaturas más interesantes, siguen siendo uno de los insectos más agresivos y prolíficos del mundo. Son la pesadilla de los agricultores, los propietarios de viviendas, los excursionistas y otros.

En algunos casos raros, sus picaduras pueden incluso causar una reacción alérgica potencialmente mortal. Manténgase informado sobre las diferentes hormigas que pueden apoderarse de su hogar o jardín con un vistazo a nuestro práctico centro de conocimiento de hormigas.