Saltar al contenido

¿Las hormigas tienen pelo o piel?

p>Las hormigas tienen pelo, no pelaje. Todas las hormigas y otros miembros del filo Arthropoda tienen orgánulos sensoriales que terminan en cerdas de pelo.

Científicamente, estas cerdas de pelo se conocen como setae. Son estructuras sensoriales que funcionan con el sistema nervioso del insecto para comunicarse con su entorno.

Las cerdas o setas del pelo penetran en el cuerpo a través del duro exoesqueleto de la hormiga. El pelo participa en la mayoría de las funciones sensoriales de la hormiga, incluida la función sensorial táctil y la función quimiosensorial. Esta última significa oler y saborear, y la primera es más mecánica.

¿Por qué el pelo y no la piel?

¿Por qué el pelo y no la piel? Bueno, en primer lugar, la mayoría de los científicos se refieren a él como pelo, probablemente porque se parece más al pelo que a la piel. Sin embargo, microlabgallery.com especifica que el «pelo» de las hormigas no es exactamente similar al cabello humano.

Mientras que nuestro pelo contiene queratina, el pelo de los insectos es más rico en quitina, un nitrógeno que contiene polisacáridos. En cualquier caso, es esencial entender en qué se diferencian el pelo y la piel.

¿Cuál es la diferencia entre el pelo y la piel?

Entender la diferencia entre el pelo y la piel puede ser confuso, ya que tienen componentes químicos similares. Científicamente, son lo mismo. Sin embargo, hay varias factores que los distinguen claramente.

Uno de los factores es el crecimiento. Normalmente, el pelo crece más tiempo que la piel. Ambos tienen los mismos ciclos de crecimiento: anágeno, catágeno y telógeno. En la fase anágena es donde tiene lugar la mayor parte del crecimiento. Por tanto, el pelo tiene una fase anágena más larga que el pelaje.

Otro factor de distinción es la finalidad. El pelo y la piel tienen diferentes propósitos en el cuerpo de los animales. La piel es más corta y áspera y, por tanto, sirve de aislante para los mamíferos cuando hace frío. El pelo es relativamente más largo y suave, por lo que proporciona protección contra los elementos, pero no en la medida del pelaje.

En todo caso, el pelo es más adecuado para reaccionar a los cambios ambientales; por ejemplo, la piel de gallina es el resultado de la reacción del vello corporal al frío del entorno. En los insectos ocurre más o menos lo mismo; el pelo sirve para responder al entorno.

Leer más: ¿Las hormigas tienen músculos?

El último factor que diferencia el pelo y la piel es la textura. La textura depende en gran medida del tamaño del animal. Sin embargo, en general, la piel es más densa y gruesa que el pelo. Por ejemplo, el pelo de una cabeza humana es menos denso que el de un oso.

¿Por qué las hormigas tienen pelo?

Como ya hemos dicho, el pelo de las hormigas tiene una función principalmente sensorial. Permite a las hormigas captar los estímulos del entorno y hacer que el cuerpo los traduzca para que la hormiga responda en consecuencia.

Aun así, esa es sólo la función principal: las hormigas utilizan su pelo para otros fines, entre los que se encuentran los siguientes

  • Comunicación– Las hormigas utilizan sus pelos para comunicarse entre ellas en sus colonias. Son criaturas sociales que se necesitan mutuamente para sobrevivir y, por tanto, la comunicación es un aspecto vital de sus vidas. Las hormigas están programadas para dejar «migas de pan»/rastro que las demás hormigas de la colonia pueden «interpretar» y reaccionar en consecuencia.
  • Movimiento– La función sensorial táctil de los pelos de las hormigas les permite «sentir» el entorno mientras se desplazan. Esta capacidad les permite seguir los senderos y las marcas que han establecido sus compañeras, que pueden conducir a un lugar de comida o agua, y de vuelta a sus colonias.
  • Regulación del calor– Las hormigas, como todos los insectos, son de sangre fría. Cuando hace frío, necesitan todo el calor posible. Por eso, además de abrigarse, el pelo de su cuerpo también les ayuda a regular su temperatura. Por ejemplo, hormigas como la hormiga plateada del Sahara dependen de su pelo para sobrevivir a las temperaturas abrasadoras.
  • Agarre de superficies duras– Las patas son una de las partes del cuerpo de una hormiga con más pelos. Las hormigas pueden caminar por todo tipo de terrenos, y estos pelos les ayudan a agarrarse bien para no resbalar y caerse.
  • Captación de sonidos– Las setas táctiles captan las vibraciones de las superficies. Todos sabemos que las vibraciones forman sonidos. Por lo tanto, es seguro concluir que los pelos de las hormigas pueden captar sonidos detectando vibraciones.

¿Qué especies de hormigas tienen más pelo?

La hormiga plateada sahariana es la especie de hormiga con más pelo en su cuerpo. El nombre se inspira en el hecho de que está cubierta por una capa de pelo plateado. Estas hormigas buscan comida en un entorno en el que la mayoría de los animales e insectos no sobrevivirían más que unos pocos días.

Viven en un desierto donde las temperaturas pueden alcanzar los 158 grados Fahrenheit en un día normal, mientras que ellas tienen que mantener su temperatura corporal por debajo de su máximo crítico de 128,48 F.

Los científicos descubrieron que el pelo plateado del cuerpo de las hormigas refleja la luz solar y otras ondas electromagnéticas, como la luz infrarroja. El pelo se encuentra principalmente en la parte superior y en los laterales de su cuerpo y tiene unas áreas transversales triangulares únicas que potencian el proceso.

Además, el pelo actúa como una capa antirreflectante que permite a los insectos descargar cualquier exceso de calor mediante la radiación térmica. El calor se transfiere de sus cuerpos calentados a los cielos fríos.

Leer más: ¿Las hormigas tienen huesos un exoesqueleto?

Según los científicos, el pelo de las hormigas plateadas reduce su temperatura corporal hasta diez veces más que si no tuvieran el pelo. Por tanto, el pelo de las hormigas ayuda a regular su calor corporal a una temperatura óptima en la que pueden sobrevivir.

El entorno del desierto es perfecto para estas hormigas porque hay muchos cadáveres de insectos de los que alimentarse. Además, pueden escapar de los depredadores, como los lagartos, que no tienen los mecanismos necesarios para estar activos cuando las temperaturas son tan altas.

Conclusión

Las hormigas, como muchos otros artrópodos, tienen pelos en el cuerpo. Estos pelos, conocidos científicamente como setae, están conectados al sistema nervioso y, como tales, cumplen funciones sensoriales.

Permiten a las hormigas comunicarse entre sí, orientarse, percibir el sonido y cambiar la temperatura exterior. Además, los pelos ayudan a regular el calor y a agarrar superficies duras.

La especie de hormiga con más pelos en el cuerpo es la hormiga plateada sahariana, que utiliza los pelos para mantener su calor corporal por reflexión y radiación térmica. En resumen, las hormigas necesitan el pelo para sobrevivir en sus diferentes entornos.