Saltar al contenido

¿Existe algo parecido a una hormiga real?

p>No existe la hormiga rey en el reino de las hormigas, ya que no hay una necesidad fundamental de un rey en primer lugar. La hormiga reina es simplemente un título decorativo que se le da a una hormiga hembra que es la única responsable de poner millones de huevos y de establecer una colonia de hormigas próspera.

Incluso si los términos «rey y la reina» nos parecen bastante relacionados, la definición de ser el hormiga reina es diferente de lo que comúnmente percibimos.

En esta publicación vamos a profundizar en los siguientes temas:

  • Una mirada en profundidad a los significados fundamentales de la reina y la hormiga rey.
  • Un vistazo rápido al proceso reproductivo de las hormigas que nos permitirá llegar al fondo de por qué no tienen hormigas reales.
  • Las 3 razones principales por las que la evolución ha eliminado la necesidad de las hormigas rey

Así que vamos a sumergirnos.

¿La hormiga reina tiene un rey?

En el sistema de jerarquía de hormigas, no existe la hormiga rey. La hormiga reina es considerada la hormiga reina, no porque ordene y domine a todos a su alrededor, sino por el hecho de que es la madre de todas las hormigas en la colonia de hormigas.

Las hormigas no necesitan gobierno y, por lo tanto, a diferencia de la sociedad humana, el papel de la reina aquí solo está limitado en la expansión de su colonia y nada más.

El proceso reproductivo: no se necesita rey

Las reinas o princesas vírgenes, después de madurar y crecer en la colonia de su madre, abandonan la colonia un buen día junto con muchas otras hormigas macho para participar en un ritual de apareamiento conocido como el vuelo nupcial. A menudo se involucra en vuelo nupcial también con hormigas macho de otras colonias.

Esto generalmente ocurre en los meses más cálidos del verano cuando no llueve, la temperatura no es demasiado fría y el viento no es demasiado fuerte.

Leer más: ¿Cómo se aparean las hormigas?

La futura hormiga reina se aparea solo una vez en su vida y almacena el esperma de las hormigas macho para uso futuro.

Las hormigas macho mueren poco después del proceso de apareamiento, ya que su propósito en este mundo ha sido cumplido. La hormiga reina luego continúa arrojando sus alas y comienza una nueva colonia por sí sola.

Comienza poniendo muchos huevos que maduran y se convierten en hormigas obreras que se convierten en el pilar de la colonia.

Lentamente, a medida que la colonia alcanza la estabilidad y se expande tanto en términos de fuerza como de área, las hormigas reinas se enfocan en poner huevos que crecerán para convertirse en las hormigas macho y las futuras hormigas reinas. Cuando estas hormigas maduran, abandonan la colonia y el ciclo continúa.

3 razones por las que las hormigas rey no existen

i) No hay razón para que el rey exista en la jerarquía social.

En la sociedad humana, los conceptos de reyes y reinas sirven como un símbolo de un líder quien guiará y gobernará a sus semejantes. Intentarán garantizar la seguridad de su gente lo mejor que puedan y tratarán de asegurarse de que todos puedan vivir su mejor vida posible.

Sin embargo, en el sociedad de hormigas, las jerarquías sociales se aseguran de que las hormigas pertenecientes a sus respectivas categorías cumplan con su deber sin ningún problema. Es como si siguieran cumpliendo con sus deberes exactamente de la manera en que debían ser.

Tienen categorías dedicadas de hormigas para tareas específicas y todas ellas continúan cumpliendo con su deber en su mayoría sin falta. Por lo tanto, desde el punto de vista de la gobernanza, básicamente no hay necesidad del rey o la reina aquí.

ii) No hay necesidad del Rey para la reproducción.

En el mundo de las hormigas, el propósito de las hormigas macho es solo aparearse con las reinas vírgenes. Una vez que eso sucede, mueren en breve. La futura reina usa esa reserva de esperma para poner selectivamente millones de óvulos a lo largo de su vida. Entonces, una vez que la reina virgen se convierte en una verdadera reina, es decir, comienza a poner huevos, literalmente no entra en contacto con una hormiga macho en su vida.

Por lo tanto, la hormiga reina no necesita a la hormiga reina en ningún momento de su vida. La única necesidad que tenía de las hormigas macho estaba servida.

iii) No hay ninguna regla que indique que debe existir un rey siempre que exista una reina en el mundo animal.

La hormiga reina se denota como la hormiga reina solo para significar su importancia en la expansión y el establecimiento de la colonia. De ahí que sea un título decorativo que se le da a la hormiga hembra más importante de la colonia para destacarla del resto.

Entonces, no hay absolutamente ninguna razón para que el rey exista al menos desde la perspectiva de la naturaleza.

Hipotéticamente, si la hormiga reina no tuviera la capacidad de almacenar el esperma y usar el esperma para poner óvulos a lo largo de su vida, entonces la relevancia de la hormiga rey habría sido enorme. Esto es lo que se ve en el caso de las termitas donde la reina y el rey se entregan a la cría de por vida. Siempre que la colonia requiere expansión, el rey y la reina se aparean.

Leer más: ¿Pueden las hormigas morir al caer?

Sin embargo, en la colonia de hormigas, no hay necesidad de un sistema de reproducción o apareamiento de por vida, ya que la reina puede almacenar suficiente esperma después del apareamiento solo una vez y usar esa reserva de esperma según su conveniencia para expandir la colonia.

La naturaleza los ha moldeado de tal manera que borra totalmente la necesidad de tener una hormiga rey.

Conclusión

La definición de reina es bastante diferente para las hormigas que para nosotros.

Para ellos, la hormiga reina es esa hormiga de la colonia que está estructuralmente más evolucionada que el resto y que es de naturaleza muy fértil. En una sola colonia de hormigas, la hormiga reina solo tiene el poder de poner millones de huevos continuamente durante los próximos años.

Esta es la razón por la que ocupa una posición especial en la jerarquía de las hormigas y, por lo tanto, se le otorga el muy respetado título de «reina». Las hormigas obreras y todas las demás hormigas tratan a la reina de una manera especial y se aseguran de que se atiendan todas sus necesidades.

Sin embargo, la hormiga reina no tiene ningún papel en el gobierno de toda la colonia. No participa en las actividades diarias de la colonia y solo se enfoca en la frecuencia de la puesta de huevos según los requisitos del nido.

Del mismo modo, el título de hormiga reina no tiene importancia en el mundo de las hormigas porque no hay ningún requisito para él, ya que las hormigas macho solo deben aparearse una vez con la hormiga reina y luego su trabajo está hecho en este mundo.