Saltar al contenido

¿Las arañas son de sangre fría o de sangre caliente?

Las arañas son de sangre fría, lo que significa que no pueden regular su temperatura corporal por sí mismas y tienen que calentarse o enfriarse utilizando su entorno.

Los animales de sangre fría no tienen que preocuparse por conservar energía en su entorno. No tienen que preocuparse por el sobrecalentamiento y pueden ser muy activos.

Se pierde muy poco calor y también pueden sobrevivir en zonas frías. Las arañas pueden esconderse cuando hace demasiado frío afuera, como en las grietas de las rocas o el suelo.

¿Las arañas son de sangre fría o de sangre caliente?

Las arañas se clasifican como de sangre fría, aunque en realidad no tienen sangre. (En su lugar, tienen un líquido llamado hemolinfa, que es común entre los invertebrados)

Las arañas también se conocen como ectotérmico criaturas, que es sinónimo de sangre fría, y solo significa que utiliza el medio ambiente como fuente de calor.

Esto contrasta con las criaturas de sangre caliente (endotérmicas), lo que significa que tienen la capacidad de regular su propia temperatura corporal independientemente de la temperatura de su entorno.

Las arañas no pueden regular su temperatura corporal por sí mismas. En cambio, su temperatura corporal se ve afectada por su entorno. Sus cuerpos pueden deshacerse del calor fácilmente y también tienen un metabolismo lento, lo que les permite sobrevivir a temperaturas muy frías, por lo que no necesitan calor para sobrevivir.

Aunque las arañas no pueden calentarse, la mayoría de las arañas se sienten cómodas viviendo en climas fríos, siempre que la temperatura no baje de los 23 grados Fahrenheit (-5 grados Celsius). Incluso si las temperaturas caen por debajo de esa marca, algunas arañas aún podrían sobrevivir.

Un buen ejemplo de cómo las arañas usan su naturaleza de sangre fría para sobrevivir al frío son las arañas en Siberia, que sobreviven a las bajas temperaturas escondiéndose en rocas y grietas donde obtienen algo de calor del medio ambiente. Su metabolismo se ralentiza significativamente, lo que les permite sobrevivir al duro clima siberiano.

Relacionado: ¿Hay arañas chupadoras de sangre?

Beneficios de las arañas de sangre fría

La principal ventaja que tienen las arañas de sangre fría sobre los animales de sangre caliente es que las arañas no necesitan absorber ni retener el calor durante todo el día. Solo absorben y retienen el calor durante los períodos de actividad, como cuando cazan o cuando fertilizan sus huevos.

No siempre necesitan absorber y retener el calor, por lo que pueden ser muy activos.

Otra diferencia importante entre los animales de sangre fría y los de sangre caliente es que los animales de sangre fría se deshacen de los materiales de desecho sin perder energía; en cambio, eliminan los materiales de desecho a través de la orina y las heces, lo que puede ser beneficioso porque les permite almacenar productos de desecho en sus cuerpos.

Algunos animales de sangre fría incluyen reptiles, arañas, anfibios y peces. Los animales de sangre caliente incluyen mamíferos, como aves y humanos.

Los animales de sangre fría como las arañas se calientan absorbiendo el calor corporal del medio ambiente, mientras que los animales de sangre caliente tienen un órgano especializado conocido como centro termorregulador, que les permite mantener una temperatura corporal constante.

Los animales de sangre fría también sobrevivirán a las temperaturas cálidas mucho más fácilmente, y podrán viajar más rápido en el calor y seguir adelante por más tiempo. No sudan, lo que significa que perderán menos energía a medida que se mueven. La desventaja de eso es que no pueden regular sus temperaturas y controlar sus órganos.

Leer más: Las arañas más rápidas del mundo

¿Las arañas tienen sangre?

Las arañas no tienen sangre, pero tienen un líquido llamado hemolinfa. La hemolinfa es un líquido que se encuentra en los arácnidos y otros invertebrados.

De hecho, la palabra «hemolinfa» proviene de dos palabras griegas: hem, que significa «sangre» y linfa, que significa «líquido». Es un líquido que fluye a través de los cuerpos de los arácnidos y otros insectos. En sus cuerpos, este líquido es producido por pequeñas glándulas conocidas como hemocitos..

Esta hemolinfa se utiliza como sistema de transporte para transportar nutrientes y por todo el cuerpo. También se utiliza como sistema de almacenamiento de nutrientes.

La hemolinfa funciona con oxígeno, por lo que transporta el oxígeno por todo el cuerpo. Ayuda a regular y controlar todos los órganos y tejidos dentro del cuerpo de un invertebrado.

Sin embargo, este líquido no puede controlar ni regular las temperaturas dentro del cuerpo de una araña. En cambio, las temperaturas de los órganos internos se verán afectadas por factores externos como el clima, por lo que la araña no necesitará consumir mucha energía para calentarse.

Debido a que las arañas tienen hemolinfa, no necesitan ajustar todo el sistema para mantenerse calientes. No pueden regular sus temperaturas internas, por lo que no necesitarán usar todo su metabolismo cuando hace frío. Esto les permite conservar energía cuando hace frío para que puedan sobrevivir cómodamente.

¿Mueren las arañas en invierno?

Algunas especies de arañas están bien adaptadas a temperaturas muy frías, mientras que otras no. Dado que las arañas son de sangre fría y no pueden regular su temperatura, algunas arañas no pueden sobrevivir al invierno a menos que encuentren un lugar para protegerse del frío.

Las arañas son de sangre fría, por lo que no pueden regular sus temperaturas y funciones corporales por sí mismas. Por otro lado, podrán sobrevivir a las bajas temperaturas refugiándose en rocas y hoyos en el suelo.

Las arañas también pueden almacenar grasa en sus cuerpos, lo cual es importante porque la usan durante el invierno para mantenerse calientes. También pueden ralentizar su metabolismo, lo que les permite sobrevivir a temperaturas muy frías.

Si las temperaturas caen en picado por debajo de los 23 grados Fahrenheit (-5 grados Celsius), algunas arañas no podrán sobrevivir.

En general, las arañas son mucho mejores que la mayoría de los animales de sangre caliente para sobrevivir a temperaturas y condiciones climáticas extremas. Aún es necesario realizar más investigaciones sobre cómo funcionan sus órganos internos cuando hace demasiado frío o calor, pero la evidencia inicial sugiere que las arañas no necesitan mucha energía para mantener sus cuerpos vivos.

Conclusión

Las arañas son de sangre fría, aunque tienen un líquido especial llamado hemolinfa en lugar de sangre. Las arañas no dependen de la temperatura interna de su cuerpo como lo hacen la mayoría de los animales de sangre caliente, porque pueden absorber el calor del medio ambiente, aunque necesitan encontrar refugio para sobrevivir a temperaturas muy frías.

Las arañas ralentizarán su metabolismo durante la noche, lo que significa que no necesitarán tanta energía durante el invierno. Su hemolinfa les permite almacenar reservas de grasa y también mover nutrientes por el cuerpo.