Saltar al contenido

¿Qué animal se come a las águilas? (7 principales depredadores)

Un águila adulta es un depredador ápice, pero varias especies pueden alimentarse de su descendencia como otras rapaces como halcones, grandes felinos como tigres y pumas, lobos, serpientes, otras águilas, osos y halcones heridos son presa de buitres y otros mamíferos más grandes de la zona.

Los nidos de águilas son el área de enfoque principal de los depredadores de águilas. En el interior, encontrarán polluelos de águila más pequeños que son vulnerables si se dejan solos. Muchos animales diferentes aprovechan la ausencia de un águila adulta, especialmente los animales que son capaces de trepar a los árboles y alcanzar los nidos de las águilas.

Sin embargo, las águilas adultas se encuentran en la parte superior de la cadena alimentaria en la mayoría de sus hábitats. A menudo son demasiado altos para ser capturados por otros depredadores, aunque pueden ser atacados si están lisiados o heridos lo suficiente como para no poder volar.

Echemos un vistazo a qué animales son capaces de amenazar a las águilas y a sus crías.

7 animales que comen águilas

1. Halcones

Los halcones y las águilas tienen una rivalidad de larga data. Durante miles de años, estos dos animales han estado luchando por el control del cielo, aunque los ejemplares adultos a menudo intentarán evitarse entre sí.

Pero si encuentran la oportunidad de estropearse el día el uno al otro, harán exactamente eso. Los halcones serán una amenaza constante para un nido de águila, especialmente un nido abandonado lleno de águilas y huevos de águila. Es una buena oportunidad para que el halcón al acecho obtenga un refrigerio rápido para ellos y sus crías.

Por otro lado, un águila también es capaz de defenderse del ataque de un halcón. Es demasiado poderoso para el halcón y si lo atrapa en medio de la incursión al nido, a menudo termina mal para uno u otro animal. El halcón normalmente se lleva la peor parte de la paliza durante estas peleas.

2. Tigres

Si el águila vuela demasiado bajo, un tigre podría acecharlo y atraparlo. Estos dos animales comparten sus hábitats, especialmente en las zonas más cálidas de África. Una vez que un águila desciende al suelo para golpear a su presa, puede ser sorprendido por un tigre que también estaba mirando a la misma presa que el águila ha atacado.

Pero esto no sucede muy a menudo. Solo sucederá si el águila se agacha demasiado y se deja vulnerable al ataque de un tigre, o si el águila está lisiada y no puede moverse o defenderse. En cambio, los tigres buscarán otros tipos de presas más fáciles que estén en el suelo y que puedan ser derrotados por la fuerza bruta y la velocidad.

3. Lobos

Un lobo es capaz de matar a un águila que es demasiado débil para defenderse. Cuando eso suceda, un águila quedará varada en el suelo, incapaz de moverse o volar. Y ahí es cuando un lobo será uno de los primeros animales en saltar y atacar.

4. Serpientes

Las serpientes presentan uno de los mayores peligros para los nidos de águilas. La mayoría de las especies de serpientes son buenas trepadoras y pueden trepar a las ramas de los árboles, que es donde normalmente se encuentran los nidos de águila.

Algunas especies de serpientes buscarán comer huevos, mientras que otras prefieren polluelos de águila. Ambos se pueden encontrar en nidos, especialmente cuando no están protegidos por un águila adulta que vuela en busca de comida para sus bebés (ver también: ¿las serpientes comen pájaros?).

Pero las aves rapaces son conscientes de esta amenaza, por lo que a menudo forman grupos cercanos de familias. Los machos y las hembras colaborarán estrechamente hasta que sus nidos estén seguros y los águilas puedan dejar el nido y vivir por su cuenta. Esto significa que un águila macho o hembra protegerá constantemente su nido hasta que las crías crezcan lo suficiente.

Relacionado: ¿Las águilas comen serpientes?

5. Monos

Sí, ¡incluso los monos a veces se arrastran hasta los nidos de las águilas y se comen a sus crías! Son buenos escaladores, por lo que pueden llegar hasta el nido del águila y robar algunos huevos. Sin embargo, preferirá comer huevos en lugar de pollitos, pero aún puede ser una pequeña molestia para el águila.

No les gusta que se pierdan los huevos, por lo que tratarán de permanecer cerca del nido la mayor parte del tiempo. Los monos preferirán nidos desprotegidos que les faciliten un buen bocadillo y una buena dosis de proteína.

6. Otras águilas

Las águilas suelen tener un establecer territorio que rara vez se irán. Este territorio puede tener entre 1 y 6 millas cuadradas de tamaño. Pero a veces, pueden encontrar escasez de alimentos en su área, por lo que tendrán que alejarse más para mantenerse a sí mismos y a sus nidos.

Eso significa que probablemente entrarán en el territorio de otra águila, lo que puede significar peligro. La otra águila puede ponerse defensiva y territorial, ya que buscará proteger su nido. Sin embargo, el águila atacante también buscará oportunidades para robar del nido del oponente si se deja desprotegido. Podrían comerse a su descendencia.

Las águilas también se atacan entre sí por pareja o por comida. Pero a pesar de que estas peleas pueden volverse bastante feroces, rara vez resultarán en muertes. En cambio, el águila perdedora se irá antes de que se le haga demasiado daño para poder moverse.

7. Buitres

Si un águila sufre tanto daño que no puede volar, caerá al suelo. Esto lo deja vulnerable a varios depredadores y buitres que podrían estar al acecho para obtener su recompensa por su paciencia.

Es por eso que las águilas prefieren encontrar su nido si se lesionan lo más rápido posible, y se alejarán de las peleas si creen que se lesionarán. Pero las águilas mayores que permanecen impotentes a menudo caen al suelo, convirtiéndose en un buen «cebo» para los buitres y otros animales que acechan en busca de un pedazo de comida fácil.

¡Las águilas también son depredadores!

Las águilas son depredadores ápice, lo que significa que atraparán casi cualquier cosa que puedan sin ser cazados por otros animales, al menos eso se aplica a las águilas adultas.

Las águilas se alimentan de roedores, mamíferos, pájaros e insectos más pequeños para mantenerse a sí mismos y a sus nidos. Ellos tienen vista fuerte, lo que les permite detectar a sus presas a kilómetros de distancia, especialmente si están mirando una presa más grande.

También son conocidos por tener garras fuertes y alas poderosas, por lo que un golpe con sus garras podría ser suficiente para matar a su presa con un solo golpe. Le dan a su presa poca o ninguna posibilidad de escapar mientras atacan silenciosa y poderosamente para derrotar a su presa rápidamente.

Las águilas también se alimentan de animales más grandes, aunque solo lo harán si el animal está comprometido o no puede moverse. Sin embargo, eso es raro: prefieren objetivos más fáciles como conejos, peces, ratones, aves costeras y otros mamíferos de tamaño mediano.

Pensamientos finales

Las águilas no tienen muchos depredadores naturales. Vuelan muy por encima de otras especies, lo que les da control sobre su territorio y libertad de elección cuando se trata de sus presas. Sin embargo, si dejan sus nidos desatendidos, muchos tipos de depredadores se arriesgarán a asaltarlos.

Las serpientes, otras águilas y halcones, así como otros ágiles trepadores, pueden llegar a sus nidos y robar huevos y polluelos de águila. Sin embargo, las águilas adultas no son atacadas a menudo. Son verdaderamente los reyes de sus territorios.